Oleicultura en la almazara de Altura

Oleicultura en la almazara de Altura

El museo del aceite de Oliespal organiza catas y visitas en un antiguo trullo.

No cabe duda que la cultura del aceite de oliva fue un capítulo principal en el desarrollo de las civilizaciones mediterráneas. Pilar fundamental de su desarrollo agrícola, de las relaciones entre los pueblos que habitaron sus riberas a lo largo de la historia y, cómo no, de su diversa gastronomía. En tierras valencianas el arraigo de su cultivo es milenario y prueba de ello es la diversidad de olivos y de aceites que se producen en sus tres provincias: Alicante, Castellón y Valencia. Una las variedades cultivadas de mayor prestigio es la serrana de Espadán, originaria de la cuenca del río Palancia, de las sierras Calderona y Espadán, al sur de la provincia de Castellón. La localidad de Altura hace tiempo que se convirtió en la capital de este olivar y de la producción de su aceite, ya que es el lugar donde se emplaza la almazara de Oliespal, la cooperativa de segundo grado que agrupa las cooperativas socias de la misma Altura, Almedíjar, Castellnovo, Chóvar, Navajas, Sot de Ferrer y Teresa. Uno de los últimos proyecto llevados a cabo fue la apertura de un espacio museístico donde llevar acabo la actividad oleoturística, dando a conocer al visitante de la Sierra de Espadán la importancia de su olivar y los procesos culturales para la producción del aceite de oliva virgen.

Leer noticia completa (Las Provincias)